miércoles, 4 de octubre de 2017

La historieta como lectura motivacional





La historia de las historietas han evolucionado desde los primeros albores de la civilización, las investigaciones históricas nos indica que las muestras de historietas las hallamos entre los Caldeo Asirios, Egipcios, Babilónicos y Chinos muestras del deseo humano por plasmar sus experiencias humanas y a la vez promover la hilaridad y placer por la sana diversión.





Los conocimientos elementales y su nexo con hábito lector Los sujetos que leen al ejecutar este acto hacen uso de variados niveles del entendimiento. Al Entender un texto, pone en acción cada una de ellas para poder lograr establecer una relación equilibrada e ir nutriendo la imaginación, pudiendo activar diversos procesos que le permitirá asociar. Emitir, juicios, identificar, seleccionar, Nueva información, entre otras acciones.





Pero también se hace necesario tener un saber comparar emitir juicios. Los griegos conocieron a la historieta bajo el nombre de Κωμικός o que pertenece a la comedia que se debe a la comicidad de las primeras narraciones que se realizaban en la antigüedad. Relato breve y curioso o divertido. Relato o historia explicada mediante viñetas o recuadros que contienen ilustraciones y en el que algunas o todas las viñetas pueden contener un texto más o menos breve. Partiendo de la concepción de Will Eisner (1988) de esta narrativa gráfica como un arte secuencial, teniendo en cuenta el proceso impreso y el animado donde se hace presente proceso diferente que busca un objetivo común. Scott McCloud (2010) llega a la siguiente definición: “Ilustraciones yuxtapuestas y otras imágenes en secuencia deliberada con el propósito de transmitir información u obtener una respuesta”.


El teórico e investigador argentino Oscar de Majo (1970) agrega que suele incluirse estética del lector dentro del concepto también el humor gráfico, por utilizar las mismas herramientas, aunque no siempre se desarrolle en forma secuencial, o sea a través de varios cuadritos o viñetas, leídos de izquierda a derecha como la palabra impresa, sino en un solo cuadrito unitario. Considerada durante mucho tiempo como un subproducto cultural, estadounidense apenas digno de otro análisis que no fuera el sociológico, desde los años 1950 del pasado siglo se asiste a su reivindicación artística, de tal forma que Morris (1998) luego Francis Lacassin (2000) han propuesto considerarla como el noveno arte, aunque en realidad sea anterior a aquellas disciplinas a las que habitualmente se les atribuyen las condiciones de octavo (fotografía, de 1825) y séptimo (cine, de 1886). Seguramente, sean este último medio y la literatura los que más la hayan influido. -Géneros de Historietas Un género narrativo, es un modelo o tradición de estructuración formal y temática que se ofrece al autor como esquema previo a la creación de historietas, además de servir para la clasificación, distribución y venta de las mismas. Todo género se clasifica según los elementos comunes de los cómics que abarca, originalmente según sus aspectos formales (grafismo, estilo o tono y sobre todo, el sentimiento que busquen provocar en el lector), y temáticos (ambientación, situaciones, personajes característicos, etc.), de tal forma que las características de guion, planificación, iluminación y tratamiento de una historieta variarán según el género al que pertenezca. Alternativamente, los géneros historietísticos se definen por el formato de publicación. Como explica Daniele Barbieri(1999),”la división por géneros es distinta e independiente de la división por lenguajes”,



de tal forma que independientemente del lenguaje en que estén contadas (trátese de literatura, de cine, de teatro, de cómic, o de cualquier otro marco), la mayor parte de las historias policíacas, por ejemplo, tienen más características en común entre sí que, pongamos por caso, con las fábulas de animales; y estas últimas, a su vez, tienen entre sí muchas más características en común Actualmente no existe un consenso en cuánto a su número, pues las diversas clasificaciones no derivan tanto de la retórica clásica, con su división en lírico, épico y dramático, como de la novela popular y el cine, que se caracterizan por la escasa complejidad de su regulación. No es raro encontrar, por ejemplo, referencias a macro géneros como historieta de aventuras o de acción.

Para complicar aún más el tema, los géneros también pueden ser combinados para formar géneros híbridos. Para Oscar Masotta (1978), lo que determina en primer lugar el valor de una historieta es el grado en que permite manifestar e indagar las propiedades y características del lenguaje mismo de la historieta, revelar a la historieta como lenguaje. Jean Giraud (2008) afirma que El cerebro tiene que pensar y necesita el lenguaje escrito, mientras que el dibujo tiene un lenguaje subterráneo que llega a través de los ojos. El mensaje que el dibujante envía es un mensaje secreto, en código cifrado, que va del dibujante al cuerpo, a las sensaciones. Pero la conciencia, la razón tienen que ser educadas para poder descifrarlo según una lógica que vaya más allá de la sensación inconsciente de la persona. Iconográfica Bajo la observancia de los personajes iconográficos que conformado esta expresión de arte. La representación de los personajes es muy importante para el medio, el bueno tiene que tener cara de” bueno “y el malo con cara de "malo" “tonto tendrá cara de Tonto” los personajes están bien definidos .El texto en la historieta El texto no es necesario, pero suele estar presente, ya sea en forma de globos o bocadillos, cartelas, textos sueltos y onomatopeyas. Las palabras dichas por los personajes suelen recogerse en los globos, salvo que se presenten fuera para indicar que han subido el tono de voz Todos los textos suelen estar escritos en mayúsculas y las diferencias tipográficas, de tamaño y grosor sirven para destacar una palabra o frase, y matizar intensidades de voz. Masotta (1978) establece a este respecto un esquema con oposiciones servirán de medida para desarrollar el accionar de los personajes El proceso dela historieta es una narración gráfica, es decir, desarrollada mediante una concatenación de dibujos, y no una serie de ilustraciones cuyo mérito radique en ellas mismas, de tal forma que “cada cuadro o viñeta debe estar relacionado de algún modo con el siguiente y con el anterior”. En afortunada expresión de Román Gubern (1999), “la viñeta es la representación gráfica del mínimo espacio y/o tiempo significativo”. Al espacio que separa las viñetas se le conoce como calle y al proceso por el que el lector suple ese vacío se le denomina clausura. McCloud (2002) distingue tipos de transiciones entre viñetas: Momento a momento, Acción a acción, Temas a tema, Escena a escena, Falacia Lógica Cuanto mayor sea el formato y el número de signos icónicos y verbales, más tiempo y atención deberemos prestar a una determinada viñeta. La historieta usa variaciones del ángulo visual, encuadre y planos, términos estos que ha tomado del cine, para dinamizar la narración.


Características de la historieta Toda historieta tiene dos partes esenciales están son las que le brinda esa particularidad y estas son: el lenguaje icónico (visual) y el lenguaje verbal. La diagramación de la historieta te permite a partes ya leídas y favorece el cambio, fructífero entre la alumna y el profesor por medio del comentario de la imagen o el texto. Permite la expresión libre de ideas, es instrumento de cultura su valor elíptico obliga a la alumna a pensar e imaginar La historieta es el medio que te permite la aplicación de multitud de ejercicios que se pueden aplicar en el salón de clase como podría ser la sustitución de los diálogos dentro de los globos para adaptarlos a la situación vivenciales reales de las alumnas. En el fondo la historieta y los mensajes escritos pueden tratar cifras datos, punto de vista, acciones que te dan una visión de mundo más emocionantes y atractivas que si es bien diagramada integrada y contextualizada y razonada permite que las alumnas puedan tener un proceso de aprendizaje nutrido. En ese sentido he tomado como punto referencial textos; la experiencia de Mariano Spravkim (2000),”Cuestión de imagen”. ”El sentido de la educación plástica en la escuela” y el “Comic en la escuela Aplicaciones Didácticas” de Mauro Rollàn Méndez (1986) quienes hacen una síntesis general de características y partes de las historietas. Que son las que me brindaran los soportes para seguir un cause practico y ejecutable del presente trabajo. . Lenguaje visual El lenguaje visual es el lenguaje que desarrollamos en el cerebro relacionado con la manera como interpretamos lo que percibimos a través de los ojos ("visualmente"). Es el que utiliza imágenes y signos gráficos.

Tiene por objeto la transmisión de mensajes a través de la imagen. El lenguaje visual es el sistema de comunicación que se emplea en la creación de mensajes visuales El mundo está lleno de experiencias y de imágenes, de olores y de texturas, de luces y de colores, de sombras y superficies. Prueba a cerrar los ojos e intenta guiarte por tus sentidos. Saborea los momentos, olisquea los colores, toca la luz ¿Hasta Dónde has llegado? Síguenos por estas páginas hasta dónde tú creas que puedas acercarte...los cuadros de la historieta desarticula el tiempo y el espacio presentando un ritmo disparejo de movimientos inconexos. Pero el fenómeno dela conclusión nos permite conectar esos momentos y mentalmente armar una realidad continua unificada (Arévalo2000).El caso de las alumnas, otorgándole la posibilidad de que use su imaginación, tratando de adivinar o suponer que acontecimiento puede suscitarse en la próxima viñeta o al voltear la hoja “el cierre o conclusión en la historieta promueve una intimidad solo superada por la palabra. Un contrato silenciosos entre creador y lector” Arévalo (1988) La viñeta Es la mínima unidad de la significación de la historieta.

Se distingue en ella una serie de líneas que delimitan el espacio total de la página de la historieta y un contenido que puede ser icónico o verbal. El Encuadre: es la limitación del espacio real donde se desarrolla la acción de la viñeta, planos se puede referir a primer plano, plano general, plano americano. Ángulos de visión es un punto de vista desde donde se observa la acción permite dar profundidad y volumen a la viñeta, el formato: Es el modo de representar el encuadre en el papel, el formato puede ser rectangular horizontal, vertical cuadrado. Álvarez (2010) .Planos de Encuadre: Los planos son las distintas formas de mostrar objetos o personas, cada una tiene diversos usos para diversos fines, pero el uso variado de estos nos da una narración mucho más fluida, ya que si solo usáramos el mismo tipo de plano una y otra vez sería muy aburrido para el espectador, así que veamos los diferentes tipos de plano de imagen, para darle más dinamismo a nuestras historietas. Acevedo, J (2009) .Planos Plano es la perspectiva de los personajes, objetos y elementos de las imágenes tal como los capta el observador desde un lugar determinado. Mientras el punto de vista se mantenga fijo en un lugar y no varíe la distancia desde la que se contempla se habla de un mismo tamaño de plano. El encuadre es uno de los elementos fundamentales de la viñeta. En principio obedece a una necesidad de la mente humana, que no puede representar una imagen sin encuadrarla Céspedes (2000) Así, sin percatarnos, recordamos sucesos, los inventamos, transformamos, etc. a través de encuadres. Desde que surgen en nuestra mente ya está ahí el germen del encuadre. El encuadre no es el “cuadradito” de la historieta con que mucha gente lo identifica. El cuadradito o el rectangulito, circulito, etc., no son sino formas en que se presentan los encuadres en el papel. Acevedo (2010) .

Plano general En este tipo de plano podemos ver una conjugación entre paisaje y personaje, así, nuestro protagonista o el personaje que queramos que este en la viñeta se ver de cuerpo entero, realizando una acción o tan solo estando ahí mientras aún podemos ver el paisaje de fondo, lo cual nos lleva a ubicarlo en determinado lugar .Primer plano En este plano nos adentramos mucho más en los sentimientos del personaje, en este podemos ver el rostro del personaje separándose ya del lugar en que se desarrolla la escena y adentrándonos en sus sentimientos, vemos su estado emocional, triste, alegre, enamorado, etc. El corte es debajo de los hombros .Plano americano Este es una variación del plano medio, en este el corte no es en la cintura sino por debajo de la cadera, este plano se usa desde las películas del viejo oeste norteamericano, se usaba para mostrar las armas que llevaba el personaje, es muy útil para este fin .Plano medio Este plano ya se concentra más en el personaje que vamos a mostrar, normalmente este es un plano en el cual vemos desde el personaje desde la cintura, es un plano más íntimo. Una regla en los planos es que los cortes que se hagan en el personaje o animal, Nunca debe hacerse en las articulaciones (tobillos, rodillas, cadera, codos u hombros). La imagen aproxima hasta la cintura. Es ideal para reflejar las emociones de los personajes de la historieta. .Primer plano y Primerísimo plano En él ya nos adentramos mucho más en un detalle especifico como pueden ser los ojos, las manos, los pies, etc., en este ya el dramatismo es mucho más claro y nos sirve para dar un punto de vista mucho más poético y expresivo. El uso de estos diversos planos hará de nuestras creaciones algo dinámico y entretenido de leer, también tenemos en cuenta que es lo que queremos decir en cada una de ellas, que queremos narrar, para saber qué tipo de plano nos conviene más para la escena .Tipos de angulaciones Picado La cámara se sitúa por encima del objeto o del personaje, de manera que éste se ve desde arriba Vista de contra picado La imagen que se reproduce en la viñeta parece ser vista desde una posición inferior a las figuras y objetos (a vista de gusano). La "cámara" está agachado o en un nivel más bajo que lo "retratado .Nubes Acompañan el desplazamiento a modo de nube de polvo, independientemente de la superficie por la que se mueve el objeto, personaje .Viñeta Las viñetas se ordenan dentro de cada página de izquierda a derecha y de arriba abajo.

La línea demarcatoria sirve para separar las viñetas entre sí, además puede llevar a enriquecer el significado de la historieta. Las viñetas con líneas demarcatorias en forma de nubes suelen contener recuerdos o acontecimientos fantásticos. Con línea discontinua evocan tiempos anteriores, con forma de pergamino dan idea de un pasado remoto. En ocasiones la línea se traspasa para conectar dos o más viñetas entre sí. Este solapamiento refuerza la continuidad entre los cuadros. Cabe la posibilidad de solapar en algunos casos todas las viñetas de una página y así se sugiere un tiempo irreal .Lenguaje verbal La comunicación verbal puede realizarse de dos formas: oral: a través de signos orales y palabras habladas o escrita: por medio de la representación gráfica de signo .

Cartela Es el texto que va escrito generalmente en la parte superior de la viñeta y que aclara el contenido de la misma .El gesto Los personajes de la historieta, además de cumplir su función comunicativa mediante el dialogo, Manifiestan sus sentimientos y estados de ánimo a través de ciertas expresiones, (Corporales y faciales) que constituyen un nuevo y complejo código Gestual .Figuras cinéticas Están encargadas de expresar el movimiento físico, desplazamiento o  velocidad .


El globo Es un espacio dentro de la viñeta, generalmente ovalada o rectangular, donde se ponen las acciones de la historieta... .Partes del globo Cuerpo: es la línea cerrada que delimita el espacio donde se coloca el texto escrito .Delta: es una especie de línea unida al globo, que nos indica quién está hablando .Letras El tipo de letra más usado es el llamado letra de imprenta por normalmente usado con mayúsculas. Onomatopeyas Son signos convencionales que pretenden imitar el sonido de una acción a través de un vocablo.se rotula a mano y se ubica cerca del lugar donde se produce el sonido. 

La historieta en el Perú Para escribir acerca del proceso histórico de la historieta en tierras peruanas es necesario hacer referencia al proceso histórico-socio-antropológico de nuestra sociedad tomando en cuenta el proceso de transculturación y mestizaje que se produjo en nuestro suelo es el caso que las primeras referencias históricas de la historieta en tierras incásicas la hallamos en Felipe Guamán Poma de Ayala como ejemplo de antigua historieta, aunque la mayoría de los estudiosos de medio lo consideran un producto cultural de la modernidad industrial y política occidental que surgió en paralelo a la evolución de la prensa como primer medio de comunicación de masas, y buscan la primera historieta entre las reproducidas en ella. En el caso de Perú, esto supone remontarse hasta 1873, fecha en que Sumonte firma la historieta “Fragata sospechosa a la vista”, como parte de la serie titulada "Lima a las diez de la noche" para el semanario Don Quijote. En 1887 se funda el semanario “El Perú Ilustrado”, que hasta 1890 dará a conocer autores como Julio Gálvez (Aventuras de una suegra) y sobre todo Zenón Ramírez (autor éste último del guion de un álbum humorístico en 1888.) También abunda en la prensa diaria la historieta política y anticlerical, como “El leguito Fría José” (1893 – 1895) y “Fray K. Buzón” (1907-1912) de Rubén Polar Ya en el siglo XX, surgen nuevas revistas humorísticas e infantiles como “Actualidades” (1903-7), “Monos y monadas” (1905-6) o “Variedades” (1908-32), con obras de Pedro Challe ("Cinema” o “La semana cómica”, ambas de 1912), Julio Málaga Gente, Juan Marcos Sarín (“Historia del Perú en guasa”, 1916), Víctor More (“Aventuras de Pepito u Chumbeque”, 1919) Bien establecida republica diarios como el comercio había presentado los primeros atisbos de graficar las primeras historietas fruto de la creatividad de nuestros connacionales. En los años de 1920 se hace sentir la influencia estadounidense con la adopción del globo de diálogo en series como El comisario “Ted Micky” de Gustavo Lama (1919) y “Travesuras de Serrucho y Volatín”, de Jorge Vinatea (1920) En 1922 “Mataperradas de Gordete y Calambrito” de Pedro Challe. La breve prosperidad vivida frutos de cierta bonanza económica nacional produjo un cierto auge de la historieta donde destacan Carlos Roose Silva (1925), Rubén Osorio1928), Hernán Bartra (1927), Flores del águila (1931) que marcaron una etapa de importancia para la historieta Peruana. Empezado la década de los setenta brilla con luz propia Juan Acevedo Y Leónidas Yerovi (hijo) Debido a que en el Perú, el hábito de lectura no es constante y la iniciativa de la educación no siempre es la de difundir la cultura; los dibujantes y guionistas del cómic peruano, tienen que luchar contra tantas adversidades que inclusive muchos trabajos jamás llegan a ver la luz. Otros simplemente se quedan en el olvido con un par de ediciones como mucho. Sin embargo, los intentos para que resurja han sido muchos. Se destaca la revista Carboncito (2001) dirigida por los hermanos Renzo y Amadeo González que aglutina a los historietistas independientes del medio local y Del extranjero y que lleva publicados hasta 2012 quince número El fanzine “Eutanasia” del grupo Punto Aparte (fundado en 1998) o la revista “Med comics”, fundada en 2009, dedicada a la temática de superhéroes y que lleva publicados 14 números hasta 2012. También destaca la revista “Tiralíneas”, de 2004, cuyo editor es James Dettleff, que ha publicado hasta la fecha 20 números. Otro claro ejemplo es el grupo de jóvenes de “Perumanga”, fundado en 2005, ellos se encargaron sin fines de lucro de impulsar el tan alicaído gusto por el manga, permitiendo a sus usuarios a subir sus trabajos a la web y poder apreciarlos en una aplicación en flash como si fuera una revista impresa. Antes entre 1997 y 2002 existió “Mangakan”, suplemento de la revista de “Anime Sugoi” en el cual fue en su momento el único medio de publicación de manga en el Perú. Cabe destacar las iniciativas regionales como la de “Characato comics” una propuesta del comics provinciano donde refleja el particular estilo de tipo de historieta donde destacan, Grumete Grau, Pedrito el indeciso de Demetrio Peralta (1986). 


Fuente:


 Educadores Asociados Ramírez O 2014 "La lectura y la historieta"

miércoles, 26 de julio de 2017

Las Musas










La musa es una figura como no se ha revelado a ningún otro pueblo. Es la diosa de la Verdad en el sentido más elevado. Los rapsodas y poetas, los que hablan la verdad, se llamaban a sí mismos sus servidores, sus secuaces o “profetas”, y le dedicaban su veneración piadosa y ritual. Eran plenamente conscientes de no poder reivindicar para sí lo que nosotros tan soberbiamente llamamos fuerza creadora, sino que no se consideraban más que escuchas, mientras que la diosa misma es la que canta.
Las musas eran ninfas relacionadas con ríos y fuentes, espíritus de las aguas. Se les atribuían virtudes proféticas, así como la capacidad de inspirar toda clase de poesía. En un desarrollo ulterior se convirtieron en inspiradoras y protectoras de toda forma de arte y pasaron a presidir toda manifestación de inteligencia.
Esencia y origen
Era bien conocido el mito según el cual un rol en el gobierno del mundo de Zeus correspondía a las musas. Píndaro, en su célebre Himno a Zeus, hoy lamentablemente perdido, narra que este, consumada la creación del mundo, preguntó a los dioses, sumidos en silenciosa admiración, si faltaba algo para que este fuese perfecto. –Sí, –respondieron–, falta algo: una voz para alabar las grandes obras y la completa creación en palabras y música. Se necesitaba para ello un nuevo espíritu divino, y de ese modo los dioses pidieron a Zeus que creara a las musas.
Hesíodo nos cuenta que Zeus se unió a Mnemosine (Memoria) durante nueve noches, y que, cumplido el tiempo regular, ella dio a luz a la vez, en parto núcleo, cerca de la cima del nevado Olimpo, a las nueve musas que hoy conocemos.
En la Edad Heroica, las musas eran tres y formaban una trinidad indivisible, como reconocieron los sacerdotes católicos medievales cuando construyeron el templo de la Santísima Trinidad en el lugar donde estaba el santuario abandonado de las musas heliconianas. Los nombres apropiados de las tres personas eran Meditación, Memoria y Canción. El culto de las musas en el Helicón (y presumiblemente también en Pieria) se relacionaba con la maldición y la bendición mágicas.
Skelton, en su Garland of Llaurell, describe a la diosa triple en sus aspectos de Señora del Cielo, la Tierra y el Infierno. Como diosa del Infierno le atañían el nacimiento, la procreación y la muerte. Como diosa de la Tierra le atañían las tres estaciones de la primavera, el verano y el invierno. Vivificaba los árboles y plantas y gobernaba a todas las criaturas vivientes. Como diosa del firmamento era la Luna, en sus tres fases de luna nueva, luna llena y luna menguante. Esto explica por qué de una tríada se pasaba con frecuencia a un grupo de nueve. Pero no se debe olvidar que la diosa triple se relacionaba con la mujer primitiva, creadora y destructora. Como la luna nueva de la primavera era doncella, como la luna llena del   verano era mujer, y como la luna vieja del invierno era una bruja.
Hacia el siglo VII a.C. la tríada de musas se amplió, bajo la influencia tracio-macedónica, a tres tríadas, o sea, un grupo de nueve. Esto recuerda a las nueve sacerdotisas orgiásticas de la isla de Sein, en la Bretaña occidental, y a las nueve doncellas de Preiddeu  Annwm, que calentaban con su aliento la caldera de Cerridwen. Una musa repetida nueve veces expresaba la universalidad del poder de la diosa mejor que una triple, pero el sacerdocio de Apolo, que regía la literatura clásica de Grecia, no tardó en utilizar el cambio como un medio para debilitar su poder mediante un proceso de división en secciones. Hesíodo dice que, bajo el patronazgo de Apolo, se les dieron a las nueve hijas de Zeus los siguientes nombres y funciones:
Calíope: musa de la elocuencia y la poesía épica. Se la representaba coronada de laurel, adornada de guirnaldas, de porte majestuoso. En su mano derecha lleva el estilo y en la izquierda un libro. Alrededor de ella, La IlíadaLa Odisea y La Eneida (en posteriores representaciones romanas), los inmortales poemas de Homero y Virgilio.
Clío: musa de la Historia. Coronada de laurel, sentada o de pie, con un rollo de papel o junto a una caja de libros.
Erato: musa de la poesía lírica. La podemos ver coronada de mirto y de rosas sosteniendo en una mano una lira y en la otra un plectro. A su lado, un pequeño Cupido alado con su arco y su inseparable carcaj.
Euterpe: musa de la música. Coronada de flores y cargada de papeles de música. Cerca de ella una flauta, oboes y otros instrumentos musicales.
Melpómene: musa de la tragedia. De porte rígido, viste con gran riqueza. Figura de hermosa presencia. Coronada de pámpanos y calzada con coturnos. Lleva en una mano una careta trágica o un puñal, y en la otra, cetros y coronas.
Polimnia: musa de la retórica y del arte de escribir. Coronada de perlas y vestida de blanco. De pie y apoyada en actitud pensativa.
Talía: musa de la comedia. Representada con una corona de hiedra, lleva en la mano izquierda una careta cómica y va calzada con borceguíes.
Terpsícore: musa de la danza. Doncella jovencita, alegre y vivaracha. Va coronada de guirnaldas y camina tocando el arpa.
Urania: musa de la astronomía. Coronada de estrellas y vestida de azul.
El número de musas varía entre una, tres, cuatro, cinco, siete, ocho y nueve. A pesar de la reconocida mayoría, siempre se es consciente de que en esencia solo hay una musa. Su unidad, pues, estará corroborada a través de su pluralidad. Porque no es un número indeterminado de muchas musas, sino que forman, como las gracias, un grupo de tres que llega a ampliarse hasta triplicarse.
Las musas y sus nombres
A las musas se les daban diversos nombres, según los lugares donde se supone que habitaron o nacieron, o las fuentes que les consagraron. Unos las llaman helicónidas, del monte Helicón. Otros, Parnásides, del monte Parnaso, que es el mismo que el Helicón. Otros, Citeríades, del monte Citerón, que está cerca de Tebas. Piérides, de las nueve hijas de Pierio, que por competir con las musas en el canto fueron transformadas en picazas por su atrevimiento. Otros, como Ovidio, las nombran Tespiades o Mnemosínides. Otros las llaman Pegásides o Castalias, de las fuentes Pegaseya y Castalia. Otros las nombran Hipocrénides, de dicha fuente griega. Libértides, de una fuente de Macedonia. Nereidas, de Nereo, Dios del mar. Aonias, de una fuente así llamada cercana a Tebas, etc.
Interpretación según el número de musas
Los que dijeron que las musas eran tres, entendieron por ellas las tres artes sermocinales, que son: gramática, retórica y dialéctica.
Los que dijeron que eran cuatro, entendieron por ellas las tres dichas, y por la cuarta, la sabiduría que de ellas resultaba, declarada por Calíope, la cual era la principal entre todas; porque según Aristarco, a esta atribuían la sabiduría de todas las demás.
Los que dijeron que eran nueve, las refirieron a las ánimas de los orbes celestiales, a saber: Urania, ánima del cielo estrellado o firmamento; Polimnia, de los orbes o cielos de Saturno; Terpsícore, de los orbes de Júpiter; Clío, de los de Marte; Melpómene, de los del Sol; Erato, de los de Venus; Euterpe, de los de Mercurio; Talía, de los de la Luna. Dichos orbes, según opinión de los pitagóricos, causaban ocho tonos, de los cuales resultaba un suave sonido o música, el cual atribuían a la novena musa, llamada Calíope, que quiere decir “buen sonido”.
Influencia de las musas
Dicen que los hombres que en su nacimiento tuviesen a la Luna (Talía), por ser de temperamento húmedo, se inclinaban a cosas lascivas y a ser variables y mudables.
Los saturninos (Polimnia), por ser de temperamento frío y seco, tendrían gran memoria de cosas pasadas y se inclinarían a diversos estudios, según los diversos aspectos de los planetas. Por ejemplo, si Mercurio (Euterpe) está bien aspectado, imprime sabiduría y suavidad en el hablar, e ingenio para la ciencia, principalmente para las artes matemáticas. Si Mercurio está aspectado con Júpiter, inclina supuestamente a la filosofía y a la teología. Si Mercurio está bien aspectado con Marte, inclina a la medicina. Con Venus, a estudios de música y poesía. Con la Luna, influye a mercaderes y negociadores, diligentes, astutos y cautelosos. Y así con otros planetas y aspectos, causando diversidad de inclinaciones en los humanos.
Pierio Valeriano entiende por estas nueve musas los nueve instrumentos con que el hombre habla, que son los labios, cuatro dientes principales con que se hace la pronunciación, la lengua, el lugar por donde pasa el aire para la pronunciación y la concavidad de los pulmones en que se engendra la materia de que se hace la voz.
El furor
El furor es una iluminación del alma procedente de los dioses o los demonios; de ahí el dístico de Ovidio: “En nosotros hay un dios y también comunicaciones celestes: este espíritu nos llega de las montañas etéreas”. Hay cuatro especies de furores divinos; cada uno procede de su divinidad; de las musas, de Dionysos, de Apolo y de Venus.
El primer furor, procedente de las musas, despierta y templa el espíritu. Como las musas son las almas de las esferas celestes, marcan los distintos grados de atracción hacia los elementos superiores.
El más bajo de estos grados, que representa la esfera de la Luna (Clío), gobierna lo relativo a los vegetales, las plantas, los frutos de los árboles, las raíces y los elementos que provienen de las materias más duras, como piedras y metales, sus aleaciones y suspensiones.
El segundo, que representa a Mercurio (Calíope), gobierna lo relacionado con los animales y compuestos de la mezcla de diferentes bebidas y manjares.
El tercero es la esfera de Venus (Terpsícore); gobierna los polvos sutilísimos, vapores, olores, ungüentos y perfumes.
El cuarto pertenece a la esfera del Sol (Melpómene); gobierna la voz, las palabras, los cantos y los sones armoniosos cuya suave cadencia disipa del alma la discordia que la perturba y eleva el coraje.
El quinto corresponde a Marte (Erato); posee violentas fantasías, pasiones, ideaciones y movimientos del espíritu.
El sexto depende de Júpiter (Euterpe); gobierna las discusiones de la razón, las deliberaciones, las consultas y las absoluciones morales.
El séptimo representa a Saturno (Polimnia); gobierna las inteligencias más secretas y las tranquilas contemplaciones del pensamiento.
El octavo, que representa al cielo estrellado (Urania), concierne a la situación, movimientos, rayos y luz de los cuerpos celestes. También a las imágenes, anillos y demás elementos que se fabrican según la regla de las cosas celestes.
El noveno corresponde al primum mobile, es decir, a la novena esfera o al universo mismo (Talía); gobierna los elementos formales, como los números, las figuras y los caracteres, y concierne a las influencias ocultas de las inteligencias del cielo y los demás misterios.
Relación de las musas con los planetas
Según La música de las esferas, obra neoplatónica del siglo XV, y La práctica musice de Gauforios, publicada en Milán en 1496, las musas representan y están consagradas a las esferas de sus respectivos estadios.
Más allá del rostro aterrador del tiempo que todo lo consume, las artes nos inician en la armonía permanente del universo, cuyos planos o aspectos están gobernados por los planetas y sus esferas. Además, a cada esfera se le asigna un metal, una nota musical y un modo.
Clío, La musa de la Historia, gobierna el plano de la Luna, que controla las estaciones del tiempo. Nota musical: Proslambanomenos (La). Modo: hipodorio. Metal: la plata.
Calíope, la poesía heroica, está unida a Mercurio, el guía de las almas fuera de la esfera temporal. Nota musical: Hypate hypaton (Si). Modo: hipofrigio. Metal: el azogue.
Terpsícore, musa de la danza y el canto coral, gobierna la esfera de Venus y Cupido. Su nota musical sería Parhypate Hypaton (Do). Modo: hipolidio. Metal: el cobre.
Melpómene, musa de la tragedia, purifica e ilumina con el fuego y la luz del Sol. Nota musical: Lichanos hypaton (Re). Modo: dorio. Metal: el oro.
Erato, la poesía lírica y amorosa, se asienta en el plano de Marte, dios de la guerra. Nota musical: Hypate meson (Mi). Modo: frigio. Metal: hierro.
Euterpe, la musa del arte de la flauta, eleva la mente al plano de Júpiter, donde el alma se dirige al aspecto protector del Señor. Nota musical: Parhypate meson(Fa). Modo: lidio. Metal: estaño.
Polimnia, la musa del canto sacro, celebra el aspecto del Padre en Saturno, esgrimiendo la guadaña que nos libera de este mundo gobernado por las esferas planetarias. Nota musical: Lichanos meson (Sol). Modo: mixolidio. Metal: el plomo.
Y en la esfera de los astros fijos, la musa Urania, la astronomía, nos transporta desde la puerta del Sol a los mismos pies de la transformación suprema del Padre, la luz absoluta. Nota musical: Mese. Modo: hipomixolidio.
Talía preside la Tierra. La primera de las nueve musas, es la inspiradora de la poesía bucólica y la comedia, y como se la representa debajo de la superficie terrestre, oculta, es Talía silenciosa, la musa no escuchada, pues los hombres, ante los terribles rasgos del tiempo, que no pueden comprender, están ciegos y sordos a la inspiración de la poesía de la Naturaleza, y su gloria solo se revela cuando el espíritu ha sido transportado a la cima de la sabiduría.
Esta escala de cuerpos celestes fue presentada por un profesor de música italiano del siglo XV para demostrar que “las musas, los planetas, los modos y las cuerdas se corresponden unos con otros”. En realidad, es una idea extremadamente antigua. Ya era conocida por los estoicos, y Cicerón la desarrolló en El sueño de Escipión, donde menciona las esferas por ese orden y dice que sus revoluciones emiten un grato sonido. Pero la esfera terrenal, la novena, “está siempre inmóvil y estacionaria en el centro del universo”. “Los hombres sabios, imitando esta armonía en los instrumentos de cuerda y en el canto –afirma Cicerón– han conseguido regresar a las alturas celestiales”.
“Ciegos son los pensamientos del hombre –dice Píndaro– cuando busca el camino con ingenios del intelecto sin las musas”. Pero si, continuando el sentido del poeta griego, se deja conducir por las musas, es decir, por la voz de la esencia misma de las cosas, entonces las palabras son inspiradas no solamente por lo vivido y por lo experimentado, sino también por el plano divino. Como dice Píndaro, ha montado el carro de la musa y puede llamarla su madre, y llamarse a sí mismo su compañero, acólito o profeta.
El arrebato de las musas –las artes– transporta nuestro espíritu de gloria en gloria, hasta esa cima de gozo en la conciencia donde el ojo del mundo –más allá de la esperanza, más allá del temor– reconoce el universo en su venida, su marcha y su ser.
BIBLIOGRAFÍA:
Las musas, Walter F. Otto.
Teofanía, Walter F. Otto.
La diosa blanca, Robert Graves.
Filosofía oculta, Cornelio Agripa.
Filosofía secreta (II), Juan Pérez de Moya.
Las máscaras de Dios, Joseph Campbell.
Diccionario de mitología clásica, Fernández-Galiano, López Meleno y Falcón Martínez.

http://filosofia.nueva-acropolis.es/2013/el-simbolismo-de-las-musas/

viernes, 16 de junio de 2017

Campo de concentración de Auschwitz

La   historia   de la civilización humana nos ha permitido a través   del devenir histórico una serie de hechos que demuestran la des humanización de la especie, uno de estos casos son los crematorios y campos de concentración son evidencia del horror que comete el hombre por su prejuicio.

El campo de concentración de Auschwitz (en alemán, «Konzentrationslager Auschwitz») fue un complejo formado por diversos campos de concentración y exterminio de la Alemania nazi situado en los territorios polacos ocupados durante la Segunda Guerra Mundial. Comprendía Auschwitz I —el campo original—, Auschwitz II-Birkenau —de concentración y exterminio—, Auschwitz III-Monowitz —campo de trabajo para la IG Farben— y 45 campos satélite más.

Situado a unos 43 km al oeste de Cracovia, fue el mayor centro de exterminio de la historia del nazismo, donde se calcula que fueron enviadas cerca de un millón trescientas mil personas, de las cuales murieron un millón cien mil, la gran mayoría de ellas judías (el 90 %, aproximadamente un millón), prisioneros de guerra, etc.1

En la puerta de entrada a uno de los diversos campos que componían el complejo (Auschwitz I) se puede leer el lema en alemán Arbeit macht frei («(El) Trabajo libera»), con el que recibían a los deportados las fuerzas de las SS que estaban a cargo del centro durante su periodo de funcionamiento, desde su apertura el 20 de mayo de 1940 hasta el 27 de enero de 1945, cuando fue liberado por el ejército soviético.

Bajo la supervisión de Heinrich Himmler, estuvo dirigido por el oficial de las SS Obersturmbannführer Rudolf Höss hasta el verano de 1943, reemplazado posteriormente por Arthur Liebehenschel y Richard Baer. Höss, capturado por los aliados, daría testimonio en los juicios de Núremberg antes de que lo procesaran y condenaran a muerte por ahorcamiento en 1947 delante del crematorio de Auschwitz I. Liebehenschel fue también juzgado por un tribunal polaco y ejecutado en 1948. Baer logró evadirse y vivir bajo una identidad falsa en Hamburgo, hasta que fue reconocido y arrestado. Se suicidó en la prisión poco antes de iniciarse su proceso en 1963.

La Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1979 como uno de los lugares de mayor simbolismo del Holocausto o Shoah.
Hubo tres campos principales y 39 campos subalternos.

Los tres campos principales fueron:

Auschwitz I, el campo de concentración original que servía de centro administrativo para todo el complejo. En este campo murieron cerca de 70 000 intelectuales polacos y prisioneros de guerra soviéticos.
Auschwitz II (Birkenau), un campo de exterminio y el lugar donde murieron la mayor parte del más de un millón de víctimas del campo. En esta sección eran ubicadas las mujeres.
Auschwitz III (Buna - Monowitz), utilizado como campo de trabajo esclavo para la empresa IG Farben.
La Alemania nazi construyó a partir de 1940 varios campos de concentración y un campo de exterminio en Auschwitz que, al igual que el resto de los campos de concentración, estaban administrados por las SS, bajo el mando de Heinrich Himmler. Los comandantes del campo fueron Rudolf Höss hasta el verano de 1943, al que siguieron Arthur Liebehenschel y Richard Baer.

Auschwitz era una población cercana a Katowice, en la confluencia de los ríos Vístula y Sola, en la Alta Silesia, región que había sido cedida a Polonia en el Tratado de Versalles y que en 1940 tenía unos 1400 habitantes, la mitad de ellos judíos. La Alta Silesia era una de las regiones que se iban a anexionar al Reich después de la invasión alemana de Polonia de 1939, pero al estar altamente industrializada no era en gran parte adecuada para la germanización a base de colonos granjeros que tenían prevista las autoridades nazis para los nuevos territorios. En consecuencia, Auschwitz fue concebido, en primera instancia, como un campo de tránsito para someter a la población polaca que debía ser utilizada como mano de obra semiesclava.

El 27 de abril de 1940 Himmler decidió la creación del campo, y nombró el día 30 a su primer comandante, el SS-Obersturmbannführer Rudolf Höss. Höss se hizo cargo del mando a partir del 4 de mayo, a y su primer cometido fue la construcción de las instalaciones a partir de unos barracones del Ejército polaco, sobre unos terrenos dedicados a la doma de caballos.4 Los primeros internos de Auschwitz fueron 30 criminales alemanes procedentes de Sachsenhausen con la finalidad de convertirse en los primeros kapos del recinto, y 728 prisioneros políticos polacos que llegaron el 14 de junio desde Tarnów.Tanto el sistema de kapos como el famoso lema Arbeit macht frei («El trabajo os hará libres») fueron importados por Höss a partir de su experiencia en Dachau, su primer destino en el sistema de campos nazi.


El primer transporte de prisioneros a Auschwitz en la estación de Tarnów.
(14 de junio de 1940)
El primer cambio importante en las funciones para las que estaba destinado el campo se produjo en septiembre de 1940 cuando Oswald Pohl realizó una visita de inspección al nuevo campo. Pohl era jefe de la Oficina Central de Administración y Economía de las SS (SS-WVHA, por las siglas en alemán de SS-Wirtschafts-Verwaltungshauptamt) y estaba interesado en la explotación de las cercanas canteras de grava y arena, por lo que ordenó a Höss que aumentara la capacidad del campo añadiendo un piso a los barracones existentes. Poco después, en noviembre de 1940, Himmler y Höss decidieron poner en marcha proyectos de investigación y explotación agrícola. Ambos estaban interesados en la agronomía y planearon, entre otra cosa, la construcción de laboratorios, el drenaje de pantanos y la cría de ganado. Sin embargo, el emplazamiento de Auschwitz, en la confluencia de dos ríos, lo convertía en un lugar poco prometedor para tales propósitos y muy propenso a las inundaciones, a pesar de lo cual esta actividad nunca fue abandonada y miles de prisioneros murieron intentando abrir canales o canalizando ríos.

Cerca de 6500 miembros de las SS sirvieron en Auschwitz realizando pequeñas o grandes tareas con el objetivo de lograr la denominada solución final al «problema judío» o «cuestión judía». La mayoría de ellos sobrevivieron a la guerra. Con las primeras prisioneras, llegaron también las primeras vigilantes al campo en marzo de 1942 trasladadas desde el campo de Ravensbrück, en Alemania. El campo femenino fue mudado a Auschwitz Birkenau en octubre de 1942, y

Ramiolra
María Mandel fue nombrada jefa de vigilancia. Cerca de un total de 1000 hombres y 200 mujeres de las SS sirvieron de vigilantes en todo el complejo de Auschwitz. De entre todos los funcionarios, solamente 750 fueron llevados a juicio, casi todos en relación con crímenes contra la población polaca. Höß dio una descripción detallada del funcionamiento del campo durante su interrogatorio en los Juicios de Núremberg, detalles que complementó en su autobiografía. Höss fue ejecutado en 1947 enfrente de la entrada al crematorio de Auschwitz I.

Desde 1940, Witold Pilecki, un soldado de la Armia Krajowa (organización de resistencia polaca a la ocupación nazi) fue voluntario para ser llevado como prisionero a Auschwitz y obtuvo una considerable cantidad de información que fue llevada a Varsovia y de allí a Londres. Por otra parte, los aliados tenían información aérea detallada de los campos desde mayo de 1944. Dos prisioneros fugados (Rudolph Vrba y Alfred Wetzler) habían reunido descripciones precisas y mapas que llegaron a los aliados durante el verano de 1944. El 13 de septiembre de 1944, bombarderos de los Estados Unidos atacaron la fábrica de Buna Werke asociada con Auschwitz III, destruyéndola parcialmente.

El 17 de enero de 1945, ante la inminente llegada de los soviéticos, el personal nazi inició la evacuación de Auschwitz con dirección al oeste de Loslau. La mayoría de los prisioneros debieron marchar hacia el oeste. Aquellos demasiado débiles para caminar fueron dejados atrás. Cerca de 7600 prisioneros fueron liberados por el Ejército Rojo el 27 de enero de 1945.

Durante los años de funcionamiento del campo, cerca de 700 prisioneros intentaron escapar del mismo, de los cuales solo 300 lo lograron. La pena aplicada por intento de fuga era generalmente la muerte por inanición, y sus familias eran arrestadas e internadas en Auschwitz para ser exhibidas como advertencia a otros prisioneros. El número total de muertes producidas en Auschwitz está todavía en debate, pero se estima que entre un millón y un millón quinientas mil personas fueron exterminadas allí.

En enero de 1945, las tropas soviéticas entraron a Auschwitz y liberaron a los prisioneros que quedaban, en gran parte a los que estaban confinados en la enfermería y los que no poseían ya las facultades físicas para verse envueltos en las marchas de la muerte.

Auschwitz I

Auschwitz, alambradas.

Benedicto XVI visitando Auschwitz cuando era papa en ejercicio.
Auschwitz I fue el centro administrativo de todo el complejo. Se empezó a construir en mayo de 1940, a partir de barracas de ladrillo del ejército polaco. Los primeros prisioneros del campo fueron 728 presos políticos polacos de Tarnów. El campo fue utilizado inicialmente para internar miembros de la resistencia e intelectuales polacos; más adelante llevaron allí también prisioneros de guerra soviéticos, presos comunes alemanes, elementos «antisociales» y homosexuales. Desde el primer momento llegaron asimismo prisioneros judíos. El campo albergaba generalmente entre 13 000 y 16 000 prisioneros, cifra que llegó a 20 000 en 1942.

La entrada de Auschwitz I tenía las palabras Arbeit macht frei, «el trabajo hace libre». Dicha inscripción fue robada por cinco desconocidos el viernes 18 de diciembre de 2009 y recuperada por la policía apenas cuatro días después.10 Los prisioneros del campo salían a trabajar durante el día para las construcciones o el campo, con música de marcha tocada por una orquesta.


Las SS generalmente seleccionaban prisioneros, llamados kapos, para supervisar al resto. Todos los prisioneros del campo realizaban trabajos, y excepto en las fábricas de armas, el domingo se reservaba para limpieza, duchas, y no se asignaba trabajo. Las durísimas condiciones de trabajo, unidas a la desnutrición y poca higiene, hacían que la tasa de mortalidad entre los prisioneros fuera muy alta.

El bloque 11 de Auschwitz I era «la prisión dentro de la prisión»; allí se aplicaban los castigos. Algunos de ellos consistían en encierro por varios días en una celda demasiado pequeña para sentarse, existen 4 celdas de un metro cuadrado las cuales llegaban a ser ocupadas hasta por cinco prisioneros a la vez. Otros eran ejecutados, colgados o dejados morir de hambre.

En septiembre de 1941, las SS realizaron en el bloque 11 las pruebas del gas Zyklon B en las que murieron 850 prisioneros polacos y rusos. Las pruebas fueron consideradas exitosas y en consecuencia se construyeron una cámara de gas y un crematorio. Esta

Ramiolra
cámara de gas fue utilizada entre 1941 y 1942, para luego ser convertida en un refugio antiaéreo.

La primera mujer llegó al campo el 26 de marzo de 1942. Entre abril de 1943 y mayo de 1944 se llevaron a cabo experimentos de esterilización sobre mujeres judías en el bloque 10 de Auschwitz I. El objetivo era desarrollar un método sencillo que funcionara con una simple inyección para ser utilizado con la población esclava. El Dr. Josef Mengele experimentó con gemelos en este mismo complejo. Cuando un prisionero no se recobraba rápidamente, solía ser ejecutado aplicándole una inyección letal de fenol.

El campo burdel se creó el verano de 1943 por órdenes de Himmler. Estaba ubicado en el bloque 29, llamado Frauenblock, y se utilizaba para premiar a prisioneros privilegiados. Los guardias seleccionaban prisioneras polacas para este campo, pero podían aceptar «voluntarias» atraídas por las mejores condiciones alimentarias.

Auschwitz II (Birkenau)

Las ruinas de Birkenau.
Auschwitz II (Birkenau) es el campo que la mayor parte de la gente conoce como Auschwitz. Allí se encerró a cientos de miles de judíos y allí también se ejecutó a más de un millón de deportados y decenas de miles de gitanos.

El campo está ubicado en Birkenau, a unos 3 km de Auschwitz I. La construcción se inició en 1941 como parte de la Endlösung (solución final). El campo tenía una extensión de 2,5 km por 2 km y estaba dividido en varias secciones, cada una de ellas separada en campos. Los campos, al igual que el complejo entero, estaban cercados y rodeados de alambre de púas y cercas electrificadas (algunos prisioneros utilizaron las cercas electrificadas para suicidarse). El campo albergó hasta 100 000 prisioneros en un momento dado.

El objetivo principal del campo no era el mantener prisioneros como fuerza laboral (como era el caso de Auschwitz I y III), sino su exterminio. Para cumplir con este objetivo, se equipó el campo con 4 crematorios con cámaras de gas. Cada cámara de gas podía recibir hasta 2500 prisioneros por turno. El exterminio a gran escala comenzó en la primavera de 1942 como resultado de la aceleración de la solución final tratada en la Conferencia de Wannsee.

La mayoría de los prisioneros llegaba al campo en tren, con frecuencia después de un terrible viaje en vagones de carga que duraba varios días, durante el que no se les facilitaba comida ni agua. A partir de 1944 se extendió la vía del tren para que entrara directamente al campo. Algunas veces, al llegar el tren, los prisioneros eran pasados directamente a las cámaras de gas. En otras ocasiones, los nazis seleccionaban prisioneros, frecuentemente bajo la supervisión del SS Hauptsturmführer Dr. Josef Mengele, para ser enviados a campos de trabajo o para realizar experimentación médica. En general los niños, los ancianos y los enfermos eran enviados directamente a las cámaras de gas, las cuales eran coordinadas por el SS Hauptscharführer Otto Moll.


Entrada de Auschwitz II (Birkenau).
Cuando un prisionero superaba la selección inicial, era enviado a pasar un período de cuarentena y luego se le asignaba una tarea o era enviado a alguno de los campos de trabajo anexos.

Aquellos que resultaban seleccionados para el exterminio eran trasladados a uno de los grandes complejos de cámaras de gas/crematorio hacia los extremos del campo. Dos de los crematorios (Krema II y Krema III) tenían instalaciones subterráneas, una sala para desvestirse y una cámara de gas con capacidad para miles de personas. Para evitar el pánico, se les informaba a las víctimas que recibirían allí una ducha y un tratamiento desinfectante. La cámara de gas incluso tenía tuberías para duchas, si bien nunca fueron conectadas al servicio de agua. Se les ordenaba a las víctimas que se desnudaran y dejaran sus pertenencias en el vestidor, donde supuestamente las podrían recuperar al final del tratamiento, de manera que debían recordar el número de la ubicación de sus pertenencias. Una vez sellada la entrada, se descargaba el agente tóxico Zyklon B por las aperturas en el techo. Las cámaras de gas en los crematorios IV y V tenían instalaciones en la superficie y el Zyklon B se introducía por ventanas especiales en las paredes. Una vez arrojado el Zyklon B se esperaba unos 25 minutos y se observaba en una mirilla la ausencia de actividad, se procedía a evacuar y ventilar el recinto y se retiraban los cuerpos a un sector para una revisión final. En esta revisión se les extraían los dientes postizos de oro, anillos, pendientes u otros objetos y se revisaban los orificios corporales en busca de joyas. Una vez revisados, los cuerpos eran llevados a una sala de hornos o

Ramiolra
crematorios anexa por prisioneros seleccionados, llamados Sonderkommandos, donde eran quemados. Una chimenea alta expulsaba los gases hacia la atmósfera.


Una abuela y nietos marchan hacia la cámara de gas, durante la llegada de los judíos húngaros al campo de Auschwitz, entre mayo y junio de 1944.
Los alemanes ocuparon Hungría en marzo de 1944; entre mayo y julio de 1944, cerca de 438 000 judíos de Hungría fueron deportados hacia Auschwitz-Birkenau y la mayoría fueron ejecutados allí. Había días en que los hornos no daban abasto y se tenía que quemar los cuerpos en hogueras al aire libre.

Familias enteras de gitanos fueron encerradas en una sección especial del campo. Pasaron por las cámaras de gas en julio de 1944, y el 10 de octubre de ese año se procedió a la exterminación de los niños gitanos restantes en Birkenau.

El 7 de octubre de 1944, los Sonderkommandos judíos (los prisioneros mantenidos separados del resto y que trabajaban en las cámaras de gas y hornos crematorios) organizaron un levantamiento. Las prisioneras habían logrado extraer explosivos de una fábrica de armas y los utilizaron para destruir parcialmente el crematorio IV y tratar de escapar en la confusión. Los 250 prisioneros fueron capturados e inmediatamente ejecutados. Por otra parte, todos los miembros de los Sonderkommandos eran ejecutados periódicamente y sustituidos por otros nuevos.

Las cámaras de gas de Birkenau fueron destruidas por las SS el 24 de noviembre de 1944 en un intento por esconder las actividades del campo a las tropas soviéticas.

Exterminio en Auschwitz II  
Según el doctor Miklós Nyiszli superviviente del sonderkommando de Birkenau, miembros de las SS abrían los vagones de los trenes que llegaban y de los mismos descendía una muchedumbre de judíos. La selección de los que consideraban útiles no duraba más de media hora. Una columna con el resto dejaba el andén «... una escalera le conduce a un subterráneo... un letrero informa en alemán, francés, griego y húngaro, de que allí se encuentran las duchas y el cuarto de desinfección. La información contribuye a tranquilizar... Allí encuentran una gran sala, bien iluminada y pintada... los miembros de las SS dan una orden: "¡Desnúdense!... disponen de 10 minutos"... después todo el mundo está desnudo... al fondo... entran a otra gran sala, también bien iluminada... en el centro hay grandes pilares cuadrados... con canalones de latón con perforaciones... Se escucha una nueva orden: "¡Sonderkommando y SS, salgan de las duchas!"... una vez encerrados desde arriba derramaban unas piedrecillas que caían por los canalones perforados liberando gas ZyKlon-B que invadía la sala. En cinco minutos mataban a unas 3000 personas
 Según el superviviente Primo Levi, «en menos de 10 minutos todos los que éramos hombres útiles estuvimos reunidos en un grupo. Lo que fue de los demás, de las mujeres, de los niños, de los viejos, no pudimos saberlo...casi nadie pudo despedirse de ellos. Los vimos... en el extremo del andén...desaparecieron así en un instante...»12     
Restos de la escalera de entrada y del vestuario del Crematorio III en Auschwitz II (Birkenau) a donde se conducía el grupo considerado no útil y se les ordenaba desnudarse. A continuación, también subterránea, se encontraba la cámara de gas donde se les introducía y gaseaba mediante engaños.
Cámara de gas de Auschwitz I, la única que no fue destruida por los nazis. Para Hilberg, los centros de exterminio funcionaban rápido...El recién llegado descendía del tren por la mañana, por la tarde su cadáver ya había sido quemado y sus ropas empaquetadas, almacenadas y expedidas a Alemania.
Esta lata contenía estas piedrecillas impregnadas de gas Zyklon-B. Se abrían 4 de ellas y se vertía su contenido por unos orificios en la cámara de gas. En pocos minutos morían hasta tres mil personas.
Auschwitz III
Artículo principal: Auschwitz
Los campos subalternos de trabajo instalados en el complejo de Auschwitz estaban estrechamente relacionados con la industria alemana, principalmente en las áreas militares, metalúrgicas y mineras. El campo de trabajo más grande era Auschwitz III Monowitz, que inició sus operaciones en mayo de 1942. Este campo estaba asociado con la planta Buna-Werke de la empresa IG Farben y producía combustibles líquidos y goma sintética. A intervalos regulares, se hacían revisiones sanitarias por parte del personal médico de Auschwitz II, con el fin de enviar enfermos y débiles a las cámaras de gas de Birkenau.



Fuentes.
Almarcha    A (1968) “La solución Final”
Cohen Daba, Esther.   (2006)     Los narradores de Auschwitz / México, D.F.: Editorial Fineo

   Michael Pollack (1968) “MEMORIA, OLVIDO, SILENCI